A fundación celebra un espectáculo benéfico a favor de Sonrisas de Bombay

La artista Lydia Botana fue la encargada de poner en marcha el espectáculo “De aquí para alá”. Botana estuvo acompañada de dos músicos y una actriz, que se encargaron de ofrecer a los menores un viaje por las melodías del mundo, en el que descubrieron los diferentes paisajes sonoros, con los que pudieron disfrutar y aprender al mismo tiempo.

A través de la música, los intérpretes contaron la historia de una mariposa que termina su metamorfosis con el sonido de los instrumentos musicales.
Pero, para llegar al culmen, pequeños y mayores emprendieron un viaje musical con paradas en los ritmos de Brasil, Cuba, Jamaica, los Balcanes, Estados Unidos o Galicia, así como un buen número de lugares mágicos, que los niños descubrieron poco a poco.
Respecto al concierto, los artistas contaron con una puesta en escena en la que cobraron protagonismo diferentes instrumentos como el piano, la batería, el acordeón, los bongos o las campanas.
En cada lugar en el que la imaginación de los asistentes pudo volar, la artista “multiinstrumentista” mostró a los asistentes los instrumentos típicos de cada lugar como la kalimba, procedente de África; el didgeridoo, de los aborígenes de Australia o las conchas gallegas.
La percusión tuvo un lugar especial, gracias a elementos pequeños como la pandereta o el palo de lluvia. Todo ello, ideado con la única finalidad de despertar la curiosidad de los más pequeños de la casa.